Beacon Stock

Beacon Stock
Inversión en valor

Academia de Inversión

Academia de Inversión
Aprende Value Investing

¿Qué es el Value Investing?


By on 14:44


 A diferencia de algunas estrategias de inversión, el Value Investing es muy simple. No necesitas de un gran conocimiento y experiencia sobre finanzas (aunque entender los conceptos básicos definitivamente te ayudará), tampoco necesitas suscribirte a un servicio de inversiones caro o entender cómo analizar  líneas onduladas en los gráficos. Si tienes sentido común, paciencia, dinero para invertir y la voluntad de hacer un poco de lectura y contabilidad, puedes convertirte en un value investor. Te presentamos cinco conceptos fundamentales que necesitarás entender antes de iniciar.

Fundamento No. 1 del Value Investing: Las Empresas Tienen Un Valor Intrínseco

El concepto básico detrás del Value Investing es tan simple, que es probable que ya lo hagas en una base regular. La idea es que si conoces el verdadero valor de algo puedes ahorrar mucho dinero si solamente adquieres las cosas cuando están en oferta.
http://www.analysestockmarket.com

La mayoría de la gente estaría de acuerdo en que comprar una nueva televisión cuando está en oferta es mejor que cuando está  en su precio original, estás recibiendo la misma televisión con la misma pantalla y la misma calidad de imagen. Suponiendo lo obvio que tenemos que hacer es que el valor de la televisión no se desprecia con el tiempo mientras las nuevas tecnologías llegan. Con las acciones sería lo mismo: el precio de la acción de la empresa puede cambiar inclusive cuando el valor intrínseco de la compañía es el mismo. Las acciones, al igual que la televisión, pasan por periodos con altibajos. Estas fluctuaciones cambian los precios, pero no cambian lo que estás adquiriendo.

Muchos compradores inteligentes pueden argumentar que no tiene ningún sentido pagar el precio original de la televisión mientras que las televisiones están en oferta varias veces en el mismo año. Las acciones funcionan de la misma manera, la única diferencia es que, a diferencia de las televisiones, las acciones no estarán en oferta en fechas especiales como el Black Friday y sus precios en oferta no serán anunciados; si lo fuesen, las ofertas en las acciones serían menos que una ganga porque más gente sabría sobre la oferta e impulsarían el precio hacia arriba. Si estás dispuesto a hacer trabajo de detective para encontrar estos secretos de oferta, puedes obtener acciones a precio de ganga que otros inversionistas pasarán por alto.

Fundamento No. 2 del Value Investing: Tenga Siempre Un Margen de Seguridad

Comprar acciones a precio de ganga te da una mejor oportunidad de obtener ganancias más tarde, cuando las vendas. También te hace menos propenso a querer perder dinero si la acción no reacciona como esperabas. Este principio, es llamado Margen de Seguridad, una de las claves más exitosas del Value Investing. A diferencia de las acciones especulativas las cuales sus precios pueden caer en picada, es menos probable que las acciones Value experimenten continuas caídas en los precios.

Es probable que ya hayas aplicado este principio cuando vas de compras. Cuando compras ropa nueva, quizá no te gusta pagar el precio original porque en ocasiones las prendas vienen defectuosas, pueden parecer que están en buen estado y verse cómodas en la tienda, pero cuando te las pones, se sienten muy apretadas o muy holgadas o quizás se arruinen cuando estén en la lavadora. Si compras una camisa en oferta por $20 en vez de comprarla por $60, solamente habrás perdido $20 en una camisa defectuosa. Si pagas $60, tu pérdida será significativamente más grande. Comprando la camisa a $20, tú controlas la pérdida. Por otro lado, quizás quieras terminar utilizando la camisa muchísimas veces, haciéndola una excelente ganga por solo $20. De cualquier manera, es mejor comprar la camisa por $20 que por $60. Por supuesto, a diferencia de las acciones, tu ropa no será apreciada en value y no podrás venderla para conseguir ganancias.

Los inversores value implementan el mismo tipo de razonamiento: Si una acción vale $100 y la compras por $66, haces una ganancia de $34 simplemente esperando a que el precio de la acción suba a $100, realmente funciona. Además de eso, la empresa podría crecer y volverse más valorada, dándote a ti la oportunidad de hacer más dinero. Si el precio de la acción sube a $110, solamente habrás hecho $10 de ganancias. Benjamin Graham, el padre del Value Investing, solamente compraba acciones cuando estaban a dos tercios menos de su valor intrínseco. Este fue el margen de seguridad que en su opinión era necesario para obtener los mejores rendimientos y reducir al mínimo la baja inversión.

Fundamento No. 3 del Value Investing: La Hipótesis del Mercado-Eficiente es Incorrecta

Los value investors no creen en la Hipótesis del Mercado-Eficiente, la cual dice que toda la información de las acciones de la empresa ya está incluida en los estados financieros. Los value investors creen que en ocasiones las acciones están infravaloradas o sobrevaloradas. Por ejemplo, una acción puede estar infravalorada porque la economía está actuando de manera escasa y los inversores están asustados y vendiendo sus acciones (piensa en la Gran Recesión). O quizás estén sobrevalorados porque los inversores se  han excedido al emocionarse acerca de las nuevas tecnologías que ni siquiera han experimentado (Piensa en la Burbuja Punto Com).

Fundamento No. 4 del Value Investing: Los Inversores Exitosos No Siguen al Rebaño.

Los value investors poseen muchas característica de los Contrarian –No siguen al rebaño. No solamente rechazan la Hipótesis del Mercado-Eficiente, pero cuando todo mundo está comprando, ellos comúnmente están vendiendo o protegiéndose. Cuando todo mundo está vendiendo, ellos están comprando o reteniendo. Los value investors no adquieren las acciones más populares del día (porque están sobrevaloradas), pero están dispuestos a  invertir en empresas que no son renombradas si han revisado los estados financieros de las mismas. También verifican las acciones de las empresas populares cuando sus acciones se han desplomado. Los value investors confían en las empresas que ofrecen a sus clientes productos de valor  y servicios que puedan recuperarse de caídas mientras tanto sus fundamentos sigan intactos.

Los value investors solamente se preocupan por el valor intrínseco de las acciones. Piensan en comprar la acción por lo que es ahora –un porcentaje de la propiedad de la empresa. Ellos quieren poseer empresas que saben que tienen principios y estados financieros sólidos, independientemente de lo que todo mundo haga o diga.

Fundamento No. 5 del Value Investing: Invertir Requiere Diligencia y Paciencia

http://financialhighway.com
El Value Investing es una estrategia de largo plazo –no otorga gratificación instantáneamente. No puedes esperar para comprar una acción a $66 en martes y venderla en $100 para el jueves. De hecho, quizás tendrás que esperar años antes de que puedas adquirir ganancias de tus inversiones. (Las buenas noticias es que las capital gains –ganancias de capital- a largo plazo, son gravadas con una menor taza que las ganancias de inversiones a corto plazo.)

Es más, el Value Investing es como un arte – no puedes utilizar simplemente la fórmula del Value Investing para escoger las acciones apropiadas que encajen en el criterio utilizado. Como todas las estrategias de inversión, tienes que tener la paciencia y la diligencia de mantenerte fiel a tu filosofía de inversión aunque en ocasiones pierdas dinero.

Inclusive, cuando estás dispuesto a invertir en una empresa porque sus fundamentos son sólidos,  tienes que esperar porque el precio de las acciones es muy caro.
Piensa cuando tienes que ir al supermercado a comprar papel higiénico: quizás cambies de opinión y compres la marca de papel que está en oferta. De la misma forma, cuando tienes dinero ahorrado para invertir en acciones, no querrás comprar una acción por el simple hecho de que representa a tu empresa favorita –querrás adquirir las acciones que son más atractivas en ese momento. Y si ninguna acción no está barata en ese instante, tendrás que sentarte de brazos cruzados y no comprar nada. (Agradeciendo, que las compras de acciones, a diferencia de la compra de papel higiénico, se puede posponer hasta que sea el momento indicado.) 

Artículo original: Amy Fontinelle

Traducción: Ezra Crangle

Para consultar el artículo original ingresa aquí

¡Gracias por haber leído este post! Espero haya sido de su agrado :)


Acerca de Ezra Crangle

Co-fundador/Editor de ilearningvalue.blogspot.com, value investor en proceso y emprendedor.