Beacon Stock

Beacon Stock
Inversión en valor

Academia de Inversión

Academia de Inversión
Aprende Value Investing

Cómo comportarse en la oficina


By on 13:23




Crear un ambiente laboral agradable en el que desenvolvernos y tratar de que la convivencia con las personas que trabajan junto a nosotros sea lo más cordial y pacífica posible.

Protocolo en la oficina

Si tenemos en cuenta que la mayor parte del día, durante la semana, nos la pasamos en el trabajo, es normal que tratemos de crear un ambiente laboral agradable en el que desenvolvernos y tratar de que la convivencia con las personas que trabajan junto a nosotros sea lo más cordial y pacífica posible.
Hay empresas en las que la competitividad es tan alta que este tipo de ambiente es difícil de conseguir, pero vamos a tratar de dar algunas pautas básicas de comportamiento para ayudar a crear este "ambiente ideal".


Mentalidad

Debemos ser abiertos y receptivos a las opiniones y sugerencias de los demás compañeros, en pro de mejorar el ambiente laboral en la empresa.


Evitar discusiones y riñas

Como en toda actividad laboral, hay días que las reuniones, las llamadas, la realización de informes y otras tareas nos traen de cabeza, con lo que los nervios están a flor de piel y surgen enfados por cualquier nimiedad.

Esto crea un ambiente laboral tenso y poco agradable. Debemos tratar de controlar nuestro temperamento y ser lo más cordiales posibles.


Incidencias

Si tenemos que ausentarnos del trabajo por alguna razón (reuniones, enfermedad, asuntos personales, etc.)

debemos avisar a la empresa para no cargar a los compañeros con algún trabajo extra que nos correspondería a nosotros y que tendrán que realizar por nuestra culpa. Trate en todo momento de no ser el origen de conflictos en la empresa por esta causa.

Comparta

Las relaciones entre compañeros se basan en la confianza mutua y por ello debemos compartir toda la información a nuestro alcance para lograr un mejor flujo de trabajo en la oficina.

No es honesto ni correcto "guardar" información que puede afectar a otras personas y departamentos.

Colaboración

Debemos estar abiertos al trabajo en equipo. En cualquier trabajo cada persona tiene unas determinadas tareas que realizar, lo que no impide que podamos echar una mano a otros compañeros. Y si el trabajo es de un equipo, no debemos tratar de realizar el menor trabajo posible en detrimento del resto de compañeros del grupo de trabajo.

Debemos de colaborar entre todos. La satisfacción de un trabajo bien hecho es la mejor recompensa.

Respetar las normas y costumbres

Todas las personas tenemos nuestras propias particularidades y nuestra propia forma de ser, pero cuando se convive en comunidad éstas deben ser muchas veces reservadas para nuestro ámbito privado y debemos adaptarnos a estas normas y costumbres. Quien no conoce, en su trabajo, a esa persona que sigue su propio estilo haciendo del ambiente laboral una auténtica "selva" donde no se respeta ninguna de las costumbres de la oficina.

Esto suele dar lugar a malas relaciones personales, críticas y burlas, etc. Evitemos esto en la medida de lo posible.

Relaciones laborales

Se debe establecer una serie de protocolos de actuación en lo que a las relaciones se refiere para tratar de no invadir el ámbito privado de ninguna persona de la empresa.




Movimientos de personal

Se deben presentar los nuevos empleados al resto de la plantilla (al menos a los de la misma planta o departamento, dependiendo del tamaño de la empresa), así como se debe despedir uno de los compañeros de trabajo cuando nos vamos (por el motivo que sea: traslado, despido, etc.) de la empresa.




Críticas y sugerencias

Se deben evitar todo tipo de críticas con respecto a otros compañeros, su trabajo o cualquier otro aspecto que pueda causar malestar en la oficina. Las únicas críticas admisibles en una oficina son las constructivas. En cualquier caso, si las hubiera debemos saber encajarlas con cierta diplomacia.

No debemos olvidar esta máxima: "si criticamos es fácil que a nosotros también nos critiquen". Las simpatías y antipatías suelen ser mutuas.

Honestidad

No debe atribuirse méritos por trabajos o proyectos de los que no ha sido parte, o aun habiendo sido parte no son suyos en su totalidad.

Incluso siendo propios, siempre se deben compartir con el resto de los compañeros remarcando así la importancia de los mismos en la consecución de estos logros. Esto genera un ambiente laboral cordial y muy agradable.

Educación y respeto

La base fundamental de la convivencia no solo en al ámbito laboral sino en cualquier otro ámbito de nuestra vida. La educación no  consiste solamente en saludar, dar los buenos días, pedir las cosas por favor, etc.

Ser educado debe ser una costumbre, que de forma sutil conviva con nosotros a todas las horas del día. Lo mismo que el respeto. Respeto a la forma de ser de los demás, a su forma de vestir, de hablar, de opinar. Si respetamos a los demás, los demás nos respetan a nosotros. 

Acerca de Ezra Crangle

Co-fundador/Editor de ilearningvalue.blogspot.com, value investor en proceso y emprendedor.